Las mejores alfombrillas gaming con luz RGB.

Una buena alfombrilla para el ratón es un elemento básico para todo gamer que se precie. La almohadilla debe tener ciertas características para que la detección de los movimientos de nuestro ratón sea perfecta. Hablemos sobre las mejores alfombrillas gaming que se pueden comprar a día de hoy.

Cosas que debes de tener en cuenta antes de comprar una alfombrilla para ratón.

Aparte de la iluminación RGB, lo verdaderamente importante a la hora de comprar una alfombrilla para ratón es que aporte comodidad para poder disfrutar al máximo. Las principales características que te van a dar dicha comodidad son las siguientes.

  1. Dimensiones. Hay alfombrillas únicamente para el ratón y también hay alfombrillas más largas ideadas para apoyar tanto el ratón como el teclado. Luego las dimensiones exactas dependerán de cada modelo. En función de tus preferencias como jugador debes fijarte especialmente en la altura de la alfombrilla, es preferible una alfombrilla grande para no salirse de ella con el ratón, especialmente si utilizas una sensibilidad baja al jugar ya que vas a requerir mayor capacidad de movimiento.
  2. Material. Las alfombrillas gaming blandas son la mejor opción si tu prioridad es tener una buena precisión en los movimientos, por ejemplo para apuntar en los juegos de shooting. En cambio si buscas conseguir desplazamientos rápidos es mejor una alfombrilla rígida puesto que el ratón se moverá con mayor fluidez.

Las mejores alfombrillas RGB para gaming.

Veamos a continuación cuáles son las alfombrillas retroiluminadas preferidas por los jugadores, reseñando que tienen de especial y cuáles son sus puntos negativos.  

Alfombrillas gaming RGB para ratón.

Razer Firefly. Es posiblemente la alfombrilla RGB más conocida para gaming. Está disponible tanto en material duro como blando y permite personalizar diferentes efectos de iluminación a través de software. También puedes sincronizar el color que emite con otros dispositivos de la misma marca. La iluminación RGB es muy buena tanto de día como de noche, a pesar de que los LEDs laterales se encuentran bajo el borde, situados de forma muy discreta.

Es una alfombrilla suave y muy cómoda, que aunque sudes bastante, la muñeca no se queda pegada sobre la almohadilla. Su mayor inconveniente, el elevado precio y el software de configuración. Otro detalle negativo de esta alfombrilla con luz es que no viene con un conector suplementario donde poder conectar otro dispositivo, es decir, vas a tener que ocupar siempre un conector USB del ordenador para iluminar la alfombrilla. En resumen es una alfombrilla de gran calidad, y con un buen acabado, para los fanáticos de la marca puede ser la mejor. Pero, en mi opinión, tiene varios inconvenientes que hacen más atractivas otras opciones de compra.

Corsair MM800. Esta alfombrilla RGB solo está disponible en material rígido. Es parecida a la alfombrilla gaming de Razer con la ventaja de incluir un puerto USB que permite conectar otro dispositivo (el propio ratón por ejemplo). Es bastante grande, sus dimensiones son parecidas a la anterior (350 mm x 260 mm x 5 mm). La iluminación es sincronizable con otros productos de la marca Corsair y sus luces utilizan una tecnología (PWM) que permite representar con precisión toda paleta de colores, todo configurable mediante software. La iluminación que emite esta alfombrilla es más llamativa que la de Razer Firefly por la posición que ocupan los LEDs en el borde, que sobresalen un poco más. Se trata de una alfombrilla con luz RGB de buena calidad donde su único inconveniente vuelve a ser el precio.

Alfombrillas gaming RGB de gran tamaño.

Havit extragrande. Esta alfombrilla con luz es una de las más económicas que puedes encontrar. Es un mousepad RGB extendido para teclado y para ratón. Aunque su marca no es muy conocida está muy bien valorada por la gente que la ha comprado.

Tiene una base de goma que se adhiere perfectamente a la mesa y su superficie es muy suave para desplazar el ratón con precisión. La iluminación RGB que emite se nota que es de menor calidad que las alfombrillas de Razer y Corsair, siendo menos uniforme. Al fin y al cabo se nota en los acabados que es una alfombrilla de menor calidad, pero puede valer para muchos usuarios que buscan algo sencillo. Está disponible en diferentes dimensiones y cuenta con un detalle que no tienen otras alfombrillas más caras, y es que puedes ajustar el brillo con un botón físico situado en el lateral. Su mayor fortaleza lógicamente es el precio.

Newskill Nemesis. Para terminar lo hacemos con otra alfombrilla con luces RGB de talla grande. Está fabricada en un material de microfibra prensada que resulta agradable al tacto y permite movimientos rápidos de ratón. Un inconveniente que presenta son los costuras que unen la tira LED al borde de la almohadilla, para muchos jugadores es incómodo el roce que produce. Esta almohadilla RGB es algo más cara que la de Havit pero si buscas una iluminación LED de mayor calidad, merece la pena.

¿Por qué necesito una alfombrilla gaming?

Los ratones que se fabrican a día de hoy usan sensores ópticos lo suficientemente fiables para funcionar en la mayoría de superficies, sin necesidad de una almohadilla especial. Pero si para jugar a tus videojuegos quieres obtener el máximo rendimiento, las alfombrillas para gaming están diseñadas para conseguir una superficie uniforme donde la detección del movimiento no falla nunca.

Al hablar de superficie uniforme no simplemente nos referimos a que la textura de la mesa donde tienes tu ordenador sea lisa. La detección de los movimientos por parte del ratón es dependiente de varios factores, por ejemplo, el material de la superficie donde nos apoyamos es cristal o algún material que refleje la luz, la mesa tiene rayones etc. Por otro lado, que la superficie tenga diferentes colores no afecta a los movimientos, de hecho muchos mousepads traen diseños llenos de color.

La principal ventaja de usar una almohadilla gaming es que consigues la adherencia ideal para desplazar el ratón. Aunque esto también dependerá de los gustos de cada uno, las almohadillas rígidas resbalan más, mientras que las de tela tienen mayor agarre.

Deja un comentario