Consejos para correr de noche. Corre con seguridad.

Es muy importante a la hora de salir a correr de noche ir bien preparado y con la iluminación adecuada. A continuación vamos a ver algunos consejos que debemos tener en cuenta para correr de forma segura.

Muchos corredores simplemente salen a correr de noche porque sus obligaciones laborales o personales les impiden disponer de horas por el día. Cuando no queda más remedio que salir de noche a trotar, es imprescindible contar con la luz suficiente para ver bien el terreno.

Luz adecuada para correr.

Sea cual sea el motivo que nos lleva a entrenar de noche, es primordial ver y ser vistos. Así que contar con una buena iluminación es la medida de seguridad número uno.

Llevar una buena luz para correr también será el mejor aliado a la hora de evitar lesiones ya que nos permitirá ver bien donde ponemos los pies.

Aunque existen muchos tipos de frontales y linternas ideadas para correr, dependiendo del tipo de entrenamiento o carrera que realicemos serán más convenientes unos que otros. No es necesario gastar mucho dinero, elige un frontal LED barato que cumpla tus necesidades como corredor. El precio de cada uno estará ligado con las diferentes funcionalidades y características que tenga disponibles.

Vestimenta reflectante y gorra.

Siempre que sea posible, y aunque salgamos a correr por sitios con algo de iluminación, llevar ropa visible en la oscuridad servirá para alertar de nuestra presencia. Esto es importante especialmente en zonas donde hay tráfico de vehículos. Como decíamos anteriormente, además de ver nosotros por donde vamos, es importante ser vistos.

Si corres por el arcén de una carretera recuerda que siempre debes de ir de cara a los coches, y que si llevas una luz de posición para que te vean, mejor que mejor. Algunos frontales ya vienen equipados con dicha luz.

Otro consejo para aquellos que van por zonas con coches es llevar una visera o gorra, esta es la mejor manera para evitar el deslumbramiento de los vehículos que vienen de frente.

Horario de comida y descanso.

No es lo mismo salir a correr a última hora del día, antes de la cena, que hacerlo a primera hora de la mañana, antes del desayuno. Por tanto, respetar las horas de las comidas y el horario de dormir es importante.

En el horario invernal que anochece bastante pronto es común salir a correr antes de cenar. Lo ideal es no salir demasiado tarde, o al menos realizar un tiempo de entrenamiento que nos permita cenar a nuestro horario habitual, para irnos a dormir relajados. No es recomendable salir tarde y saltarse la cena, o salir después de cenar cuando estamos haciendo la digestión. Además, para dormir de forma placentera se aconseja un tiempo de reposo antes de irse a la cama, acostarse justo al terminar el ejercicio afecta negativamente a la calidad de nuestro sueño. Un par de horas de relax suele ser suficiente.

Por otro lado, aquellos corredores que salen por la mañana deberían de tomar algo ligero o de fácil digestión. Algunos prefieren correr en ayunas pero no todos los cuerpos están acostumbrados, es recomendable correr en ayunas siempre y cuando te encuentres en buena forma física y habituado a correr. Hacerlo si estas iniciándote en el running puede ser un riesgo para tu salud. La principal ventaja de correr en ayunas es que ayuda a perder grasa si hacemos un entrenamiento de intensidad moderada. En ayunas o no, recuerda estar siempre bien hidratado.

Correr acompañado o fácilmente localizable.

Correr con un compañero suele resultar más motivante para muchas personas que hacerlo solo. Además por la noche, un compañero puede ser de gran ayuda ante una caída por ejemplo.

No siempre es posible correr en compañía, pero en las salidas nocturnas es muy importante llevar con nosotros el teléfono móvil, así podremos avisar de cualquier incidencia lo antes posible. Aparte del teléfono, llevar nuestro documento de identidad es muy útil si ocurre algún accidente.

Algunas ventajas de correr de noche…

Si todavía no te has animado a salir a correr de noche, debes conocer sus principales beneficios:

  • Correr de noche puede ser una buena terapia para liberar el estrés acumulado durante una dura jornada de trabajo.
  • Ayuda a dormir mejor si lo hacemos con moderación y unas horas antes de ir a la cama.
  • Si vives en una ciudad, la contaminación esta menos concentrada al caer la noche.

A pesar de todos los consejos que hemos visto, por nuestra propia seguridad, lo recomendable es realizar los entrenamientos nocturnos en lugares conocidos. Nada mejor como conocer el trazado que vamos a realizar para poder ir con mayor tranquilidad, conociendo previamente los puntos negros que puede tener el recorrido.

Deja un comentario