Cómo elegir el magnetotérmico adecuado.

En esta breve entrada hablamos sobre los diferentes magnetotérmicos que se utilizan para montar los cuadros eléctricos de la mayoría de instalaciones. La característica más importante de los interruptores magnetotérmicos es la corriente que puede circular por ellos. Así es que en la práctica, la elección del interruptor termomagnético se hace en base a su intensidad de corte nominal.

Elegir el interruptor termomagnético adecuado. Amperaje.

No todos los interruptores magnetotérmicos son iguales, puedes comprar magnetotérmicos de diferentes amperajes (o intensidad de corte nominal) en función de la potencia que va a circular por él. Básicamente la intensidad de corte nominal que se muestra en las especificaciones depende de la aplicación para la que va destinado. Dicho esto, podemos decir que en nuestra casa tenemos varios circuitos independientes, cada uno de ellos funcionando con un tipo de magnetotérmico.

De forma resumida, te mostramos los tipos de magnetotérmicos más comunes que puedes encontrarte en una instalación, por amperaje, cable que utilizan y potencia:

tabla resumen con amperaje, cable y potencia de cada magnetotérmico.

Como puedes ver el amperaje está directamente relacionado con la potencia que podrá llegar a circular por el interruptor termomagnético. Las aplicaciones que más consumen van conectadas en los PIAs con más amperios, y cuanto mayor intensidad de corte, mayor es la sección del cable que se utiliza para cablear el circuito.

Puesto que no existen magnetotérmicos de cualquier intensidad nominal, siempre tendremos que elegir uno que tenga la intensidad nominal superior a la intensidad máxima que hemos calculado que circulará por el circuito. Por ejemplo, para el circuito que reparte la corriente en los enchufes de los grandes electrodomésticos (hablando en términos de consumo) de una cocina lo normal es usar termomagnéticos de 20 A o más.

¡Es importante utilizar el cable de la sección indicada para cada PIA en la tabla, nunca usar uno de menor grosor! De nuevo, el cable es más grueso conforme aumenta la intensidad que tiene que soportar. El cable de 2,5 mm que se emplea con los PIAs de 16 A no tiene esa sección por capricho, es un cable que aguanta 16 A circulando por él sin calentarse. Una intensidad mayor haría saltar el interruptor para proteger el circuito. Si pones un cable de sección menor a la que requiere el PIA (Por ejemplo, cable de 2,5 mm con PIA de 20 A), el cable se acaba sobrecalentando, ya que el interruptor no saltará a la capacidad de corriente máxima que permite el cable.  

El número de polos de un magnetotérmico.

Los interruptores termomagnéticos se pueden encontrar de diferente polaridad, el número de polos dependerá del número de fases que es necesario proteger. Normalmente las viviendas funcionan con una sola fase, es decir, se trata de instalaciones monofásicas y tienen que emplear termomagnéticos bipolares, un polo es para proteger la fase y el otro para proteger el neutro.

Las instalaciones trifásicas utilizan interruptores tetrapolares, ya que son necesarios cuatro polos para proteger sus 3 fases y el neutro.

Aunque pueda parecer que no tiene sentido hablar de magnetotérmicos unipolares, el caso es que existen y se utilizan en la mayoría de casos para aplicaciones industriales. Mayormente se utilizan como simples interruptores en circuitos que ya están protegidos. El magnetotérmico unipolar solo puede cortar la corriente en un polo, que suele ser la fase.

magnetotérmicos con diferente número de polos.

En la imagen se muestran 3 interruptores térmicos de diferente polaridad.

Otras características técnicas de los magnetotérmicos.

Hasta ahora hemos visto dos características técnicas esenciales que necesitamos conocer a la hora de comprar un interruptor magnetotérmico. La más importante de todas es la intensidad nominal o amperaje, directamente relacionado con la potencia del circuito. Luego hemos visto una característica básica, como es el número de polos, que dependerá del número de fases del circuito que queremos proteger. Para terminar, tenemos que hablar de la curva de disparo y del poder de corte.

En las características de los magnetotérmicos puedes observar que aparece una letra junto a los amperios, esta letra puede ser B, C o D y es la manera en la que se clasifica la velocidad de disparo(o curva de disparo), indicador del tiempo que tarda en saltar el automático desde que detecta una anomalía. No tiene gran importancia a la hora de adquirirlos pero conviene conocer su significado, el tipo B es el más rápido y el D es el más lento, en la mayoría de instalaciones se suele usar el valor intermedio, es decir, el C.

El poder de corte no es ni mas ni menos que la intensidad máxima que el magnetotérmico puede interrumpir. Cuanto mayor sea el poder de corte mejor. El valor más común son 6000 A, que es bastante superior a la intensidad máxima de cortocircuito que normalmente puede darse en una instalación. Un poder de corte inferior a la intensidad de cortocircuito no protegería el circuito. A pesar de saltar el interruptor, la corriente es tan elevada que continuaría circulando por el dispositivo a través de lo que se conoce como arco voltaico.

Puedes seguir leyendo la entrada sobre el funcionamiento de los magnetotérmicos si quieres conocer en profundidad sobre la velocidad de disparo.

Comprar magnetotérmicos online.

Puedes encontrar para su compra online cualquier tipo de magnetotérmico, no es necesario ir a una tienda especializada. Las marcas más reconocidas por los clientes son los principales fabricantes de componentes eléctricos: Hager, Siemens, Schneider electrics, ABB etc. Al tratarse de productos de confianza que utilizan la mayoría de electricistas, podemos verlos en cualquier instalación. Échale un vistazo a la gama de interruptores termomagnéticos de Schneider Electric, solo tienes que seleccionar el amperaje y el número de polos que desees para ver un modelo concreto.

Para finalizar, te dejamos el enlace a la entrada donde explicamos cómo colocar un magnetotérmico en el cuadro eléctrico.

Deja un comentario