Protección contra agua y polvo. Grados IP.

La facilidad para acumular polvo junto con la posibilidad de entrar en contacto con el agua son dos de los grandes motivos que van a afectar, para mal, al tiempo de vida de cualquier sistema de iluminación, o sus partes eléctricas y electrónicas.

¿Qué es el grado IP?

Los grados de protección IP definen el nivel de estanqueidad que proporciona la carcasa de un equipo o equipamiento frente a elementos sólidos y líquidos.

Es una norma definida a nivel internacional con la intención de aportar un código entendible y accesible por el usuario final. IP son las siglas de «protección de ingreso» (del inglés Ingress Protection).

Si nos fijamos en las especificaciones de cualquier aparato, el grado de protección/impermeabilidad viene representado mediante las siglas “IP” seguidas de dos cifras, que pueden ser sustituidas por la letra «X» cuando no es preciso disponer de dicha información. El detalle de la información que aportan cada una de estas cifras lo vamos a ver a continuación, pero principalmente el primer dígito va en una escala del 0 al 6 y hace referencia a la protección contra el polvo. Y el segundo dígito puede tomar un valor de 0 a 8 y hace referencia a la protección contra el agua.

¿Por qué es necesario conocer los grados IP en iluminación?

Según la guía de buenas prácticas NTP 588 sobre el Grado de protección de las envolventes de los materiales eléctricos:

Se debe garantizar una protección contra contactos eléctricos directos de las personas y, a su vez, una protección del propio equipo contra penetración de agentes ambientales sólidos y líquidos (Código IP) y contra los impactos mecánicos externos (Código IK), evitando deterioros que puedan afectar a la seguridad de los usuarios o al funcionamiento y longevidad del aparato.

El grado de protección IP de un dispositivo con luz será acorde al entorno en el que lo vamos a poner a funcionar. Siempre considerando las condiciones extremas que puedan alcanzarse y que pueden romperlo. Cuando hablamos de linternas o cualquier tipo de gadgets con luz, la seguridad de las personas no corre peligro, pero habremos tirado el dinero cuando solo nos duren unos pocos usos. En cambio, nunca debemos arriesgarnos con instalaciones más serias donde hay una conexión con la red eléctrica. Por ejemplo si queremos iluminar un cuarto de baño (siempre con mucha humedad) buscaremos bombillas con protección superior a IP44, si además queremos iluminar cerca de la ducha buscaremos un IP56, IP57 mínimo. En el siguiente apartado vemos en detalle cómo interpretar esta nomenclatura.

Grados de protección IP.

La protección contra agua y polvo viene expresada como IPXY, donde X e Y son dos números cuyo valor desgranamos a continuación.

Valor de X – Protección contra polvo, suciedad y cuerpos sólidos en general:

IP0x Sin protección.
IP1x Equipo protegido contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 50mm (el tamaño de un huevo aprox.)
IP2x Equipo protegido contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 12mm (tamaño de un pistacho aprox.)
IP3x Equipo protegido contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 2,5mm (tamaño del hueso de una uva aprox.)
IP4x Equipo protegido contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 1mm (el grosor de una moneda de céntimo)
IP5x Equipo protegido contra el polvo. Puede que entre polvo pero nunca en zonas que dañen el funcionamiento.
IP6x Equipo protegido de forma hermética contra el polvo. No puede penetrar de ningún modo.

Valor de Y – Protección contra agua y líquidos en general:

IPx0 Sin protección.
IPx1 Equipo está protegido contra un goteo vertical (desde 200 mm de altura durante 10 minutos entre 3-5 mm³ por minuto).
IPx2 Equipo protegido contra un goteo con inclinación máxima de 15º (durante 10 minutos entre 3-5 mm³ por minuto).
IPx3 Equipo protegido contra un goteo con inclinación máxima de 60º (11 litros por minuto con una presión entre 80-100 kN/m² durante al menos 5 minutos).
IPx4 Equipo protegido contra el agua proveniente desde cualquier dirección (10 litros por minuto con una presión entre 80-100 kN/m² durante al menos 5 minutos).
IPx5 Equipo protegido contra chorros de agua desde cualquier dirección (12,5 litros por minuto  a una distancia máxima de 3 metros con una presión de 30 kN/m² durante al menos 3 minutos).
IPx6 Equipo protegido contra fuertes chorros de agua (100 litros por minuto  a una distancia máxima de 3 metros con una presión de 100 kN/m² durante al menos 3 minutos).
IPx7 Equipo protegido contra los efectos de la inmersión a 1 metro durante 30 minutos.
IPx8 Equipo protegido contra los efectos de la inmersión de forma prolongada (tiempo y profundidad indicados por el fabricante, pero mayores a IPx7).

Ejemplo de protección contra el agua aplicado a la iluminación.

Son muchos los casos que vamos a encontrar relacionados con iluminación donde resulta imprescindible fijarnos en el grado de impermeabilidad que tienen los equipos eléctricos o electrónicos que vamos a utilizar. Desde elegir un frontal de luz para correr a realizar cualquier instalación de luz en el exterior de nuestra casa.

Vamos a ver un ejemplo gráfico que muestra de un vistazo los grados de protección IP que deben cumplir los puntos de luz si los situamos en las zonas indicadas. Los grados de protección IP que se muestran son igualmente aplicables para cualquier otro tipo de equipamiento eléctrico que tengamos que exponer a las mismas condiciones de humedad o adversidades del clima.

Ejemplo grados IP en exteriores
Ejemplo grados IP en exteriores
  • IP23: Debajo del porche no parece evidente que puedan mojarse las bombillas, pero malos temporales o incluso humedades del propio techo hacen que la instalación recomendada tenga una protección mínima de IP23.
  • IP44: Este punto de luz se encuentra directamente expuesto a la lluvia, además necesita una protección adicional a la suciedad.
  • IP67: Estos focos que destacan el borde de la piscina además de ser resistentes a pisadas, están en el suelo y esto exige una protección máxima contra el polvo. Respecto al agua, pueden verse saturadas después de un chapuzón en el que se ha echado mucha agua fuera. El grado de protección recomendable es IP67.
  • IP68: Iluminación tanto en el interior de la fuente como en el interior de la piscina requieren el máximo de estanqueidad posible.

Y esto es todo lo que necesitas saber sobre los grados de protección IP que se indican en muchos productos. Es un estándar que muestra de forma clara lo bien o mal protegido que está un aparato eléctrico, no únicamente al agua y el polvo, sino frente a cualquier tipo de líquidos y sólidos.

Deja un comentario