Enchufes con detector de movimiento. Aplicaciones prácticas.

Los enchufes con detector de movimiento te permiten encender y apagar aparatos eléctricos cada vez que detectan luz o movimiento a su alrededor.

Enchufes con sensor, fáciles de usar y configurar.

Hace un tiempo explicábamos en detalle como podíamos sustituir un interruptor por un sensor de movimiento, para activar y desactivar un punto de luz de nuestro hogar de forma automática. Realizar este tipo de instalaciones es una tarea que requiere tiempo y algunos conocimientos de electricidad. Si estas interesado puedes leer la entrada en cuestión: cómo instalar un sensor de movimiento para controlar una luz.

Esta vez vamos a hablar de una opción rápida que permite controlar el encendido de cualquier aparato que conectemos a la red eléctrica, no solamente las luces. Son los enchufes con detector de movimiento integrado, fáciles de utilizar y sin necesidad de realizar ninguna instalación, simplemente enchufar y listo.

Cómo funciona un enchufe con detección de movimiento.

El mecanismo de estos enchufes es muy sencillo, es un ladrón de enchufe con el sensor de movimiento incorporado en su chasis. El funcionamiento es tan básico como conectar el dispositivo en cualquier enchufe del hogar. Cuando el sensor detecta movimiento en su campo de visión deja circular la corriente por un tiempo, alimentando lo que tengamos enchufado.

Existen muchos modelos de enchufe detector de movimiento, cada uno con sus especificaciones, pero a la hora de comprar uno, es importante que cumpla dos condiciones:

  1. La primera es disponer de un temporizador para ajustar los tiempos que necesitamos que esté en funcionamiento tras la detección de movimiento. Cada modelo de enchufe detector de movimiento puede utilizar unos intervalos de tiempo diferentes. Esta función es esencial para optimizar el uso que planeamos darle al enchufe y su consumo.
  2. La segunda es que nos deje ajustar la sensibilidad del detector. Así podremos fijar el nivel de luminosidad al que queremos que se active. Una sensibilidad muy elevada puede hacer que siempre circule corriente en lugares que no son completamente oscuros. Lo mejor es hacer pruebas para afinar la sensibilidad deseada.

Un modelo muy completo de enchufe con sensor de movimiento es este de chiliTec:

Se trata de un enchufe detector de movimiento con una buena relación calidad-precio. Cuenta con un interruptor en el lateral con tres posiciones (Auto/On/Off) para poner el enchufe en modo sensor, siempre encendido y siempre apagado. El sensor de movimiento funciona en una distancia entre 2 y 9 metros. Se puede ajustar el tiempo de encendido después de detectar un movimiento entre 10 segundos y 7 minutos. Admite un consumo de potencia hasta 800 W.

Limitaciones de los enchufes con sensor incorporado.

La principal limitación viene por el hecho de tener sensor y enchufe todo en uno. Para cualquier uso que se nos pueda ocurrir, siempre vamos a estar condicionados a sitios donde exista una base de enchufe. Además, ese sitio tiene que ser donde queremos detectar movimiento. Lógicamente no podemos colocar el enchufe-detector en un sitio oculto por muebles.

Aplicaciones para los enchufes con sensor de movimiento.

A continuación vamos a mostrar algunas ideas de uso que se le pueden dar a estos dispositivos para facilitarnos la vida.

  1. Una de las aplicaciones mas evidentes es la de controlar la iluminación. En este caso la de cualquier tipo de lámpara portátil. En la entrada de casa por ejemplo si tenemos una luz que queremos activar solamente por un breve tiempo cuando llegamos y abrimos la puerta.
  2. Ventilación de sitios cerrados. Por ejemplo, los extractores que se colocan en baños sin ventanas. Normalmente se conectan directamente al interruptor de la luz para que estén funcionando mientras estamos dentro. Conectando el extractor a un enchufe con detector de movimiento podremos conseguir una ventilación más prolongada, muchas veces necesaria para eliminar los malos olores.
  3. Ahuyentar animales. Si por cualquier motivo queremos evitar que los animales se acerquen a algún sitio en concreto, una forma muy fácil para ahuyentarlos es colocar en el enchufe una lámpara estroboscópica. También es cierto que para esta aplicación existen otras soluciones mejores, como este repelente ultrasónico, que incluye el sensor de movimiento y funciona a batería para poder colocarlo en cualquier parte de tu jardín. Va muy bien para ahuyentar perros, gatos, ratones… y lo mejor es que no molesta a los humanos.
  4. Fuente de agua para mascotas. Los dispensadores eléctricos solo se activarán cuando la mascota se acerque, evitando así que este funcionando continuamente.

Deja un comentario